El contenido de la página web fue elaborado por y para mujeres con VIH

Recién diagnosticada

El primer paso consiste en asumir nuestro diagnóstico. Es importante comprender que los sentimientos y emociones que experimentamos es del todo normal. El VIH ya no supone una sentencia de muerte y, con acceso al tratamiento, cuidados y apoyo que necesitemos podemos tener una vida larga y satisfactoria.

 

Salud sexual y Planificación familiar

Tener VIH seguramente tendrá un efecto en nuestras relaciones íntimas y nuestra vida sexual. Algunas mujeres se sienten culpables o avergonzadas por tener VIH o tienen miedo de transmitir el virus a otras personas. Estas reacciones son normales. Sin embargo, es posible que desees volver a tener relaciones sexuales y no hay motivos por los que no pueda ser así.

 

Opciones de tratamiento

De la aceptación a la acción: manejo del VIH Una vez que sabemos que tenemos VIH cabe la posibilidad de dar los pasos necesarios para hacernos cargo de nuestra salud y posicionarnos mejor para impedir el progreso de la infección. Reunir información sobre VIH y la terapia antirretroviral (TAR) nos ayudará a mejorar en nuestra nueva situación.

Sobre el Programa de Apoyo entre iguales

El apoyo entre iguales realizado por, con y para mujeres con VIH genera un entorno positivo que nos ayuda a recuperar nuestro poder y el control de nuestra vida tras el diagnóstico. El intercambio de experiencias nos permitirá abordar los temores habituales que podemos sentir, como el estigma y la revelación de nuestro estado serológico. El apoyo personal de otra mujer con VIH puede proporcionar estímulo y ayuda, y contribuir a reducir la sensación de aislamiento.